3 de 11 Artículos

Las Comunidades Ortodoxas de Israel Sufrieron El Mayor Aumento De Coronavirus

La población haredí ha sido la más afectada, tanto en Israel como en todo el mundo, ya que su forma de vida tradicionalmente insular y su gran énfasis en la comunidad han creado una tormenta perfecta para que el virus se propague. Las autoridades tienen grandes preocupaciones de que el deseo de celebrar la festividad de la Pascua llevará a muchos en la comunidad a ignorar las directivas del Ministerio de Salud y reunirse en grandes cantidades. Actualmente, la proporción de infección por COVID-19 en comunidades ultraortodoxas supera la tasa nacional de infección, la cual se ha duplicado, siendo la tasa más alta de brote de coronavirus la de la ciudad haredí de Rekhasim en el norte. En Bnei Brak, que ha estado bajo una cuarentena gubernamental durante los últimos días, el número de pacientes aumentó de 410 el domingo 29 de marzo de 2020 a 1.300 el lunes 6 de abril de 2020. El municipio de Bnei Brak anunció que de esos pacientes con coronavirus en la ciudad, 23 estaban en estado grave. Los residentes de la ciudad que querían ser evacuados fueron evacuados a hoteles. En el asentamiento haredí de Modi'in Illit, el número de casos aumentó de 30 la semana pasada a 117 esta semana, cuadruplicando en número con una tasa de infección de 3,9, duplicando el promedio nacional de 2,0. (Noticias VPI)

Continúen intercediendo para que las comunidades ortodoxas en Israel y en el extranjero acaten las decisiones y decretos del gobierno para disminuir la propagación del coronavirus a aquellos que están cerca y lejos. Esto requiere mucha disciplina y la comprensión de que todos nosotros en esta crisis global, y no solo algunos, debemos hacer lo que podamos para prevenir futuras infecciones por coronavirus entre nuestras familias, amigos y países de origen.