5 de 9 Artículos

No Siempre Hace Sol en Israel

Para aquellos que nunca han visitado Israel, es fácil imaginarlo como una tierra de desiertos y extensiones blancas de playa con lluvia ocasional en los meses de invierno, pero principalmente es soleado y cálido. En realidad, Israel es un país de dos estaciones; verano e invierno con una primavera breve e impresionante y un breve recordatorio del otoño intercalado entre el frío y el calor. A finales de los meses de otoño e invierno, la nieve, las temperaturas heladas, las tormentas y los vientos huracanados pueden causar caos, desde el norte boscoso de Israel hasta sus desiertos tallados por el viento en el sur. Por ejemplo, la semana pasada el clima turbulento azotó la costa de Israel el jueves 12 de diciembre 2019 y se mudó tierra adentro, causando numerosas lesiones y daños a automóviles y edificios. Se pronosticaron inundaciones repentinas en el desierto de Judea y la estación de esquí del Monte Hermón en los Altos del Golán se cerró durante el fin de semana debido a las condiciones climáticas. El servicio de rescate Magen David Adom dijo que varias personas resultaron heridas en incidentes relacionados con el clima en todo el país. Entre ellos se encontraba un hombre de 80 años que fue encontrado inconsciente en su apartamento sufriendo de hipotermia. Los paramédicos intentaron resucitarlo y luego lo llevaron a un hospital costero. Allí, tristemente fue declarado muerto. Si bien se necesitan precipitaciones en todo el país durante la temporada de lluvias, a menudo es un momento sombrío y mortal para los pobres, los ancianos y los necesitados que viven solos. Para tales personas, a menudo no hay un respiro festivo con buena comida, compañía, y mucho menos chimeneas o incluso un pequeño calentador. Para ellos, el sol está detrás de las nubes durante semanas. (Noticias VPI)

Por favor, sigue orando por una temporada de lluvias abundante en Israel, más importante aún por la provisión y el cuidado de los necesitados que enfrentan cada invierno con temor y la expectativa de sufrir dificultades.