5 de 9 Artículos

180 Estudiantes Israelíes Ordenados En Cuarentena

Los estudiantes de una escuela en Beer Sheva y de una escuela en el vecindario de Kirifaat Haim en Haifa recibieron instrucciones de permanecer en cuarentena después de visitar sitios que también fueron visitados por un grupo surcoreano cuyos miembros fueron diagnosticados con el coronavirus. El miércoles 12 de febrero 2020, miembros de la clase de la Escuela Intermedia Dagan en Kiryat Haim, junto con cinco maestros y un guardia de seguridad, visitaron Masada mientras los turistas de Corea del Sur estaban allí. En esta etapa, ninguno de los israelíes había desarrollado ningún síntoma del coronavirus. Al día siguiente, un grupo de estudiantes y maestros de la escuela David Tuviyahu en Beer Sheva visitó el Parque Nacional Tel Sheva al mismo tiempo que el grupo turístico de Corea del Sur. Al final del recorrido, uno de los maestros desarrolló síntomas y, bajo la dirección del Ministerio de Salud, se sometió a pruebas para detectar el virus, cuyos resultados aún no se han recibido. El maestro fue enviado a su casa por aislamiento. El Ministerio de Educación dijo que, como resultado de esta situación, se ha abierto una línea directa para discusiones con padres y estudiantes a cargo de expertos en el manejo de situaciones de estrés y emergencias. En una sesión informativa el sábado por la noche, 22 de febrero 2020, el director general del Ministerio de Salud, Moshe Bar Siman Tov, anunció que los israelíes que regresen de Corea del Sur y Japón deberán someterse a cuarentena durante 14 días. Dichas pautas ya están vigentes para quienes regresan de China, Tailandia, Singapur, Hong Kong y Macao. Durante el fin de semana, Corea del Sur reportó 123 nuevos casos confirmados de coronavirus, llevando el recuento nacional a 556. Hasta el momento, cinco personas han muerto por la enfermedad y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, ha declarado el nivel de alerta más alto en el país debido a la propagación del virus. (Noticias VPI)

Por favor, intercede por la protección de Israel y otras naciones del Medio Oriente contra el coronavirus altamente contagioso. Los países con grandes poblaciones y centros de salud pobres, son obviamente más vulnerables a la rápida propagación de esta última amenaza mundial para la salud.