Logo
1 de 9 Artículos

Salen Los Resultados Electorales de Israel: ¿Y ahora qué?

"Ahora bien, ustedes reyes, ¡actúen con sabiduría! ¡Quedan advertidos, ustedes gobernantes de la tierra! Sirvan al Señor con temor reverente y alégrense con temblor." Sal. 2:10-11

Las encuestas de salida de las elecciones del lunes 2 de marzo 2020 para la 23a Knéset muestran que el primer ministro BenjamÍn Netanyahu obtuvo una victoria decisiva y es el candidato principal para formar el próximo gobierno de Israel. A mediados de semana, estaba a tres escaños de establecer un gobierno de 61 miembros. Los resultados finales se calcularán en los próximos días después de que los funcionarios terminen de contar varios cientos de miles de votos emitidos por soldados israelíes y unas 4.000 papeletas emitidas por israelíes confinados en cuarentena domiciliaria después de una posible exposición al coronavirus. Con la clara victoria personal de Netanyahu, las opciones para el próximo gobierno aún no están claras. Aunque un gobierno de derecha parece ser más realista, a partir de ahora, no se puede descartar un gobierno minoritario, un gobierno de unidad nacional o incluso una cuarta elección. Netanyahu se enfrenta a otro obstáculo en el camino hacia la formación de un gobierno: el sistema judicial israelí. Si bien la mitad del país ha declarado claramente que quieren que siga sirviendo en el puesto más importante a pesar del hecho de que va a juicio el 17 de marzo 2020 por soborno, fraude e incumplimiento de los cargos de fideicomiso, ya ha habido una apelación ante la Corte Suprema para impedir que reciba el mandato de formar un gobierno. Independientemente del resultado final, las elecciones marcan un revés devastador para el partido Azul y Blanco de Gantz y sus aliados en el centro-izquierda, que tenían aspiraciones de derrocar a Netanyahu después de más de una década en el poder. (Noticias VPI)

Durante casi un año, Israel no ha podido llevar a cabo procedimientos importantes. Altos funcionarios de los distintos ministerios han dicho que no se pueden aprobar nuevos programas, que no se pueden llevar a cabo procesos serios y que no se pueden adoptar planes a largo plazo. El Ministerio de Economía no puede avanzar con reformas para reducir el costo de vida. El Ministerio del Interior está frenando los grandes proyectos que necesitan las autoridades locales. Los nombramientos de altos funcionarios - jueces, el jefe de policía - están congelados. Todo está en espera hasta nuevo aviso. Por favor, intercede para que Israel ahora sea capaz de formar un gobierno fuerte y estable y que se evite una cuarta elección nacional catastrófica.