Logo
7 de 11 Artículos
A SInkhole Near the Dead Sea

Catástrofe se Avecina para el Mar Muerto al Secarse Fuentes de Agua Entrantes

La situación del sumidero del Mar Muerto está empeorando, según un científico marino, que advierte de una catástrofe ambiental inminente.

"En la actualidad, hay más de 6.000 sumideros solo en el lado occidental [israelí]", dijo el Dr. Michael Lazar, del Departamento de Geociencias Marinas de la Universidad de Haifa.

Desde la década de 1960, el Mar Muerto ha perdido un tercio de su superficie, y el agua continúa retrocediendo por aproximadamente un metro por año. Un informe publicado por el Ministerio de Protección Ambiental en 2014, basado en 10 años de investigación y recopilación de datos, atribuye esta disminución a la evaporación acelerada por el calentamiento global y el cambio climático, así como a las actividades humanas, como el desvío de agua del río Jordán y la extracción de minerales. Aguas abajo de los afluentes sirios y libaneses, el agua se desvía para fines agrícolas y de otro tipo. Esto es esencialmente cerrar el grifo del Mar Muerto, con muy poca agua que ahora fluye hacia él.

Además, se está bombeando agua desde el mar a los estanques de evaporación artificial de las fábricas de Dead Sea Works. Muy poca agua entra en el lago salado en el norte, pero mucha agua sale en el sur.

El Servicio Meteorológico de Israel publicó recientemente un informe sobre eventos climáticos extremos que indica una tendencia significativa al calentamiento en todas las regiones del país. La tasa de calentamiento es más alta en el oeste (la llanura costera, el norte del Negev y la región montañosa) que en los valles, el este y el norte, donde la tasa de aumento de la temperatura fue la más baja.

Para finales del siglo XXI, es probable que las precipitaciones disminuyan en un 10%. Se espera que el cambio en la distribución de las precipitaciones resulte en años de precipitaciones por debajo del promedio, un fenómeno que podría conducir a una disminución de la reposición de las fuentes de agua causando un aumento en la salinidad de las fuentes de agua.

Se espera que el flujo del río Jordán, la principal fuente de agua del Mar de Galilea y el Mar Muerto, se reduzca hasta en un 22% (o posiblemente más) en el siglo XXI. Esta es una tendencia dramática para la región con respecto a la disponibilidad y escasez de agua.

"Hay una correlación clara entre el colapso de los sumideros y los periodos altos de sequía" dijo Lazar uniendo directamente el incremento en los sumideros a la crisis climática. (JPost/ Noticias VPI)

"Señor, oramos para que traigas lluvias de bendición y repongas los ríos y arroyos que alimentan el Mar Muerto para que no se seque".